Ley universal del lenguaje

Las palabras no se crean ni se destruyen, sólo se transforman en ondas intergalácticas que, a veces, se emborrachan y se quedan suspendidas sobre las cabezas de los humanoides, dándoles la impresión de que no tienen nada que decir. Todo este efecto pasará cuando el sujeto de lengua engarrotada abra sus ventanas y ofrezca un poco de Gatorade a las palabras suspendidas; esto ayudará a bajarles la cruda y regresar a la cabeza para finalmente, bajar hacia la lengua. Se recomienda estar al pendiente de ponerles un límite en la lengua, ya que a veces les da por andar de pránganas y seguirse hasta llegar a los codos. En estos casos, no queda otra opción más que darles de beber nuevamente y reiniciar el ciclo.

Anuncios

Un comentario sobre “Ley universal del lenguaje

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: