Tocata y fuga

Johann Sebastian no era conocido por ser precisamente un tipo tranquilo. Se ponía abrigos raídos y usaba pelucas enormes a las que les hacía cortes y arreglos que le daban un aspecto de maleante antes que de un dedicado musicalizador de sesiones de oración. — ¿Qué cosa es eso del contrapunto, Johann? — espetó el... Leer más →

Anuncios

Historia de la locochona

— ¿La locochona hace guau? —dijo el profesor Aveparda mirando al recién llegado como si fuera un extraterrestre. —No es un perro, en todo caso —replicó Thoor Charro, que no era un alien, por cierto—; es shubidubi, de gusto sabrosón y medio sicodelicote. —Me encanta —dijo el profesor Aveparda—. ¿Dónde se compra? —En el bazar... Leer más →

Doble vista

El señor Pock salió de su casa a las 6 en punto, con rumbo al norte. Usaba su pantalón caqui, camisa sobria y corbata oscura apeluchada. Katy salió de su casa a las 6:15, con rumbo al sur, usando su falda a cuadros favorita y una blusa con la batiseñal. Los dos, sin conocerse, iban... Leer más →

Número equivocado

Hacía un buen tiempo que Paul había decidido desconectar su teléfono. Parecía no tener remedio que cada vez que sonaba pidieran hablar con personas que no vivían en su casa y que jamás había visto en su vida. Un domingo, justo al medio día, alguien tocó a su puerta. — ¿Sí? —Señor, Quinn, qué alivio... Leer más →

El secreto sagrado

—Aquí, en el Vaticano, Eminencia, lo que no es sagrado es secreto. —Pero ahora soy el papa. Esos secretos deberían serme revelados, ¿o estoy equivocado? —Está equivocado, aunque le revelaremos uno: la Iglesia está manejada por extraterrestres. —Ah, comprendo. ¿Usted es uno de ellos? —Correcto —¿De dónde, si se puede saber? —De un pequeño planeta... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora